MARTIN

El 14 de julio de 2019, viernes, tuvimos que tomar una dura decisión, dejar marchar a Martín.

Unas semanas antes le habían diagnosticaron cáncer de pulmón, y tenía ya el lóbulo derecho totalmente invadido:
https://www.facebook.com/767120073342216/posts/2161418910578985/

Pero lo que no nos imaginábamos es que sería tan rápido, ya que él estaba bien aunque había adelgazado mucho en poco tiempo.

El mismo viernes que marcho sufrió 2 ataques, en el primero pensamos que se había ido, pero se recuperó, hasta el siguiente….

La veterinaria nos dijo que iban a ser ya continuos, y que se podía ir o no en alguno de ellos. Así que decidimos darle descanso antes que hacerle soportar más ataques.

Han sido 18 años juntos y deja ahora un vacío tremendo porque por mucho que se intente no sentir dolor y pensar lo feliz que fue, ahora mismo el vacío es insoportable.

Pero se acabará convirtiendo en un vacío repleto de recuerdos y de color.

Te queremos y nunca te olvidaremos.

CONOCE LA HISTORIA DE MARTÍN:

Martín nació en la calle, en una colonia que vivía junto a la vía del tren, en Logroño, La Rioja.

Inês, la Tesorera del Movimiento, alimentaba a la familia cada día y Martín fue cogiendo confianza con ella.

Un día Martín no apareció y nos enteramos de que unas señoras que también les daban de comer, le habían cogido y llevado a un trastero para buscarle adopción. Fuimos a por él ya que nos decían que el animal no se dejaba ver, y ni se acercaba a la comida ni al agua.

Al entrar al trastero y oír la voz de Inês, Martín salió y nos lo llevamos. En el intento de meterle al transportín, Inês sufrió una mordedura de Martín, teniendo que ir a urgencias y pasar tiempo con antibiótico y tratamiento.

En el hospital dieron parte de la mordedura de gato callejero e intentaron localizar al pobre durante meses, viniendo a casa cada cierto tiempo para ver cómo iba la infección e intentar dar con él, pero siempre negamos saber la existencia de su paradero,(aunque estuvo en casa todo el rato, por supuesto).

Martín siempre ha sido un gato muy asustadizo hasta el punto de no dejarse ni ver durante casi 7 años por el resto de la familia, y mucho menos dejarse acariciar o tocar excepto por Inês. Después se convirtió un gato muy mimoso y sociable con todo el mundo.

Sufría INMUNODEFICIENCIA FELINA, por lo que había que vigilar cada achaque que tuviese, ya que no tenía defensas para combatir las enfermedades. Nunca le pusimos tratamiento y desde el diagnóstico en ningún momento le pasó nada grave, y llevaba una vida de lo más normal y tranquila.

Convivió con nosotras 18 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Comparte

Navegación de entradas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.