JESÚS, EL CONEJITO SALVAJE

A Jesús, un conejito silvestre, le encontramos en la carretera mal herido el día 24 de Diciembre del 2016. Le recogimos y le llevamos a casa pensando que no pasaría la noche.

Al día siguiente le llevamos al hospital veterinario, y en la placa se veía que tenía el ilion roto. Le medicaron, y nos dieron pautas para su recuperación.

Se recuperó, y aunque era silvestre, al tener la patita mal, decidimos buscarle un hogar. Ahí nos equivocamos. Jesús nos enseño que los animales silvestres y salvajes deben ser siempre devueltos a su entorno, asumiendo los riesgos que supone. Es el precio de la Libertad.

Jesús en el refugio donde fue acogido se accidentó. Se partió la médula en un salto, y se decidió dormirle el 16 de Febrero del 2016.

Comparte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.