HIRU

La pequeña Hiru ha sido la última en llegar al Txoko Lleó. Lo hizo en septiembre de 2017.

Hiru vivía en un pequeño acuario de plástico en la encimera de una cocina. Fue el regalo gracioso de los dos niños que convivían con ella. Hiru apenas salía de ese acuario y no sabía lo que era caminar más allá de esa cocina.

Una compañera de trabajo nos habló de Hiru que vivía con su hermana Se habían cansado de ella porque no hacía nada y olía muy mal. Cuando nos comunicó que sus intenciones eran dejarla en alguna fuente de algún parque, no dudamos en ofrecernos a ir a por ella.

Lo primero que hicimos es llevarle al veterinario a hacerle un chequeo. Se encontraba bien pero estaba a falta de sol, normal…

Desde que ha llegado al Txoko Lleó no le ha faltado luz a la pequeña. Se lleva bien con sus hermanas Princesa y Rona, aunque esta última se enfrenta a ella cuando metemos a ambas en el agua para darles de comer, y es que Rona es muy territorial. En el jardín conviven plácidamente y les gusta estar a las tres juntas.

Como a Rona, a Hiru también le gusta trepar por la valla.

Al llevar poquito en el Txoko, Hiru aprovecha el día para explorar por toda la casa y escudriñar por todas las esquinas. 

Hiru ha descubierto un mundo nuevo, el mundo de la libertad.

Hiru os saluda y os invita a amadrinarle o apadrinarle.

¿Quieres amadrinar o apadrinar a Hiru?

Si quieres ser madrina o padrino de Hiru, y explorar con ella todas las esquinas, no lo dudes. Haz click en el siguiente enlace y te decimos cómo hacerlo.

Quiero amadrinar/ apadrinar a Hiru

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comparte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.